SOMU

Demandas al SOMU: Tribunal rechazó el reclamo de un ex dirigente gremial por 800 mil pesos

image

REVÉS CONTRA LA INDUSTRIA DEL JUICIO

El ex delegado que pretendía el pago de 865.533,92 pesos, se desempeñaba como Representante Gremial en la seccional de Mar del Plata.

El Tribunal del Trabajo Nº 1 de Mar del Plata rechazó la demanda presentada por el ex delegado del SOMU, José Catalino González, quien reclamaba por indemnización por despido, indemnización especial y por daño moral, la suma de 865.533,92 pesos, en perjuicio del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos.

Según la información presentada sobresale que González siempre se desempeñó en la parte administrativa del sindicato desde el 2004 hasta el 2016 y que fue electo varios periodos seguidos como integrante de la 'Lista 53 Azul' periodos 2004-2008/2008-2012/2012-2016 de la seccional de Mar del Plata.

Por considerar que González no estaba bajo relación de dependencia sino de la empresa en la que trabajaba antiguamente y que por ser Representante Gremial de una Lista del gremio, el Tribunal del Trabajo, resolvió: 'Desestimar la demanda en concepto de indemnización del art. 245 LCT; Indemnización Especial del art. 52 ley 23551; Indemnización por Daño Moral; pago de haberes mayo, junio y julio, diferencias de haberes mes de agosto, diferencia vacaciones y SAC.,por las razones antes expuestas (art.375 CPC, 726 CCCN).

Asimismo, se le impuso las costas a la parte actora por un monto de $379.031 (que implicaría la sumatoria de las regulaciones de abogados y peritos).

Conocida la sentencia desde la intervención dijeron: "Esas demandas de ex dirigentes contra el Sindicato son una verdadera vergüenza. Solo demuestran una vez más que el único interés que los anima es el de ellos mismos. Es evidente el daño que ese tipo de demandas totalmente infundadas le ocasionan al SOMU. Lo que sorprende, es que todo dirigente gremial sabe y conoce a la perfección que es totalmente absurdo e improcedente intentar una demanda de esa naturaleza contra el Sindicato al que dicen "defender". No corresponde, es un absurdo. Lo más grave, es que muchos de quienes han demandado al gremio, incurriendo claramente en una de las causales de expulsión que expresamente prevé el estatuto, que por cierto se hará efectiva, descaradamente pretenden presentarse a gobernar el gremio nuevamente. La sentencia recaída, pone blanco sobre negro y deja en evidencia la improcedencia de conductas de esta naturaleza".