Con raigambre anarquista, el gremio inicia sus actividades en junio de 1903 como "Sociedad de Resistencia de Marineros y Foguistas", y alcanza rápidamente los 8000 afiliados.

En mayo de 1906, la “Sociedad de Resistencia” se divide y surge la “Sociedad de Foguistas Unidos”. Hacia fines del mismo año, los trabajadores agremiados en ambas sociedades protagonizan una dura lucha por lograr mejoras en las condiciones de trabajo. Al finalizar la huelga luego de 3 semanas, se logró el aumento de salarios, la imposición de jornadas de 8 horas para todas las secciones, el descanso dominical para los trabajadores cuyas tareas lo permitiesen y la responsabilidad patronal por los accidentes de trabajo.

Así, en enero de 1907, se vuelvan a fusionar las sociedades dando origen a la “Liga Obrera Naval” con secciones en Rosario, Corrientes, Barranqueras y Posadas. Luego de otra división, logran crear en 1910 la Federación Obrera Marítima (FOM).

Durante octubre y noviembre de 1916 se produjo una gran huelga marítima que significó un vuelco absoluto en relación a las anteriores: se rompió con el “todo o nada” y determinó que prosperara el arbitraje que aseguró el triunfo del 80% del petitorio obrero. Este resultado llevó a más trabajadores a sumarse a la FOM.

En 1947, como entidad sindical autónoma, pasó a tener su denominación actual: Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU), representando a los trabajadores de marinería y maestranza. Y en inicios de la década de 1960, se integró a las 62 Organizaciones Peronistas.

Sea esta breve reseña histórica un homenaje a los fundadores de la organización. Habrán cambiado las circunstancias de la lucha; la acción se desarrollará usando otros procedimientos; su forma de obrar habrá sufrido modificaciones, pero el espíritu de la FOM sigue intacto en el SOMU, que seguirá esforzándose en mejorar las condiciones económicas, de trabajo a bordo, y de vida, oponiéndose a los abusos e imponiendo el respeto a que son acreedores los trabajadores, al mismo tiempo que procurará elevar, por todos los medios a su alcance, el nivel cultural, moral , material y técnico de sus afiliados.